4 Formas de Levantar Capital para las Empresas

Las empresas tienen ahora más opciones que nunca para conseguir financiación y hacerse públicas. Tradicionalmente, la única forma era lanzar con éxito una Oferta Pública Venta u OPV en el mercado de valores. Sin embargo, hoy en día han surgido nuevas formas de financiación. Se trata de las cotizaciones directas (direct listings), las SPAC y, más recientemente, la tokenización.

En este artículo tocaremos brevemente cada una de ellas explicando qué son y sus principales características.

Oferta Pública de Venta (OPV)

La más conocida y antigua de las cuatro es la OPV. Una OPV es el proceso por el que una empresa privada vende por primera vez capital al público en una nueva emisión de acciones.

La primera OPV de la historia la realizó la compañía holandesa de las Indias Orientales en agosto de 1602.

La OPV es el momento más importante para los inversores privados de una empresa, ya que es la etapa en la que pueden realizar los rendimientos que esperaban de la inversión. A veces, los inversores de la fase inicial mantienen parte de las acciones en el mercado público.

Las OPV son una excelente forma de obtener financiación para empresas relativamente maduras y de gran tamaño, ya que millones de inversores tendrán ahora acceso a estas acciones. Las empresas privadas suelen tener un tamaño mínimo de 1.000 millones de dólares antes de salir a bolsa por la vía de la OPV. La OPV puede entenderse como una etapa decisiva de madurez para la empresa, ya que el regulador local examinará las finanzas de la empresa e inversores y banqueros expertos llevarán a cabo análisis y diligencia en profundidad.

El proceso puede ser largo e implica a muchos actores. Consiste en un proceso de dos fases: una fase de marketing o road show y la OPV en sí misma. Durante el road show, la empresa se reúne con inversores y fondos para dar a conocer la empresa y empezar a colocar las acciones entre ellos. Durante esta etapa, los intermediarios recopilarán información de los interesados para hacerse una idea del precio al que se emitirán las acciones en el mercado público.

Principales consideraciones:

  • Costes: Las OPV son muy caras, por lo que sólo están disponibles para empresas relativamente grandes. Además, las empresas deben cumplir las obligaciones establecidas por los reguladores, por lo que los costes de la OPV también son recurrentes.
  • Precio de la OPV: Los suscriptores comercializan la empresa durante unas semanas para fijar el precio de la OPV. Conocer el precio de la OPV es bastante beneficioso, ya que así se conoce de antemano el capital obtenido del proceso.
  • Riesgo de que la captación de fondos no tenga éxito: No es habitual escuchar que una OPV no ha tenido éxito, pero un mal road show o un mal momento pueden traducirse en que la empresa consiga menos capital del esperado. Esto podría ser fatal si la captación de fondos era necesaria para fines específicos.
  • Coste del capital: una OPV exitosa puede reducir el coste del capital de forma significativa, ya que se entiende que el mercado y los reguladores ya han examinado la empresa. Esto podría dar acceso a otras fuentes de financiación en mejores condiciones que las que podría tener una empresa privada. Esto también está relacionado con el prestigio.

Podría argumentarse que existe un fuerte conflicto de intereses entre los intermediarios. Para tener éxito en la OPV y vender todas las acciones (y cobrar las comisiones), los intermediarios suelen fijar el precio de la OPV por debajo del precio óptimo de mercado. Esta es una de las razones por las que las acciones de la OPV suelen subir considerablemente de precio poco después de la OPV. Esto es un problema para la empresa que sale a bolsa, ya que «deja» sobre la mesa mucho capital que podría haberse utilizado para fines corporativos.

Cotizaciones directas

Las cotizaciones directas son similares a las OPV, pero sin la participación de los intermediarios (banqueros de inversión). En pocas palabras, la empresa cotiza y ofrece sus acciones en el mercado bursátil sin ningún tipo de aseguramiento por parte de los bancos.

Obviamente, es más rentable, ya que se ahorran todos los costes de los intermediarios, pero también es más arriesgado. Existe un dilema entre la OPV y la cotización directa. En una OPV se conoce de antemano la recaudación de fondos, mientras que las empresas no conocen el precio de la OPV en una cotización directa. Esto significa que la empresa podría vender sus acciones a un precio más alto de lo esperado, pero también podría suceder lo contrario.

La primera cotización directa de la historia fue realizada por Spotify en 2018. Según ellos, la razón principal detrás de la cotización directa (en lugar de la OPV) fue ofrecer a los inversores iniciales y empleados una ventana para realizar sus inversiones. Sin lock ups. Podían vender cuando les apeteciera. La empresa ya tenía 10 años de antigüedad cuando se produjo la salida a bolsa y los directivos de Spotify indicaban que querían ofrecer esa oportunidad a los inversores y empleados. La empresa no necesitaba realmente liquidez en ese momento, por lo que era simplemente una forma de que los primeros inversores y empleados cobraran.

Las cotizaciones directas son más adecuadas para empresas grandes con una marca muy sólida y una presencia global.

Vehículos Especiales de Adquisición (Special Purpose Acquisition Companies o SPACs)

Las SPAC son un poco diferentes. En una SPAC, la empresa que sale a bolsa no tiene ninguna operación. Está vacía. Entonces, los ingresos de la OPV se utilizan para adquirir una empresa privada, convirtiendo efectivamente a esta empresa en pública.

Las SPAC suelen estar dirigidas por expertos en sectores o industrias específicas en los que los inversores confían a la hora de adquirir empresas con éxito. Los fundadores de las SPAC suelen tener una adquisición en mente, pero no revelan el nombre para evitar el análisis y escrutinio de los reguladores. Por este motivo, a las SPAC también se les llama empresas «cheque en blanco».

Las empresas que son adquiridas por una SPAC se benefician de un precio de venta conocido de antemano, por lo que se sabe cuál será el precio de adquisición. Esta es una gran ventaja para los fondos de capital riesgo que buscan una salida de una inversión anterior con un múltiplo de salida objetivo en mente. Además, son formas más rápidas de salir a bolsa en comparación con las rutas tradicionales.

Las SPAC existen desde hace décadas, pero han recuperado su popularidad en los últimos años. Una de las SPAC más famosas ha sido la de Virgin Galactic de Richard Branson en 2019, valorada en más de 1.600 millones de dólares.

Los SPAC son típicamente adecuadas para empresas privadas grandes y/o empresas que han recibido inversiones de grandes fondos de Private Equity o de capital riesgo en series tardías.

Tokenization

Por último, pero no por ello menos importante, la tokenización es la vía de financiación más reciente en comparación con las otras tres. La tokenización ha sido posible gracias a la tecnología blockchain, por la que todo el proceso de registro y emisión tiene lugar dentro de la “cadena” en lugar de en los medios tradicionales.

En un proceso de tokenización, cualquier activo real o empresa puede hacerse efectivamente «público» dividiéndose en acciones (llamadas tokens). Los tokens se registran entonces en el blockchain. Esta información es completamente pública y transparente, lo que significa que, gracias a esta tecnología, cualquiera sabe en todo momento quién posee qué tokens y el activo subyacente asociado.

Las OPVs, las cotizaciones directas y las SPACs suelen estar disponibles para empresas privadas grandes y/o empresas con una marca global establecida. Mientras que la tokenización puede ser utilizada en activos reales (propiedades, terrenos, arte, etc.) y también por start-ups como las que están en fase inicial de levantamiento de fondos.

Por una parte estaría el caso de start-ups o empresas más pequeñas. Estas empresas no suelen tener el perfil para hacerse públicas, ni los medios. La tokenización es una forma excelente de que estas empresas accedan a capital ya que, ahora, cualquier inversor de cualquier parte del mundo puede acceder a estas empresas tokenizadas a través del blockchain. Además, los bajos requisitos de capital mínimo lo hacen muy accesibles para todos y los costes asociados de hacerlo también son significativamente menores que los métodos anteriores.

Otro ejemplo es el de los activos reales, como la vivienda. Los costes asociados de repartir una vivienda entre sus propietarios eliminan rápidamente los beneficios de hacerlo. Es decir, el proceso legal y normativo que hay que llevar a cabo es muy costoso y crea muchos problemas. Sin embargo, gracias a la tokenización esto puede hacerse ahora de una manera mucho más eficiente, proporcionando efectivamente a los propietarios tokens líquidos que reciben los mismos derechos y beneficios económicos, pero que además también podrían ser transferidos a otros inversores que estuvieran interesados.

Una de las ventajas de la tokenización es que ahora las empresas podrían captar tanto capital como deuda en un mismo instrumento si fuera de interés.

En conclusión, la tokenización permite que las startups se conviertan efectivamente en «públicas» sin necesidad de dar el salto tamaño requerido antes de alcanzar el nivel adecuado para cubrir los costes de una OPV o el perfil necesario.

En Brickken queremos facilitar la tokenización a todo el mundo para que esto sea posible tanto a nivel de empresa como de activos reales. Si eres (o conoces a alguien) que se beneficiaría de la captación de capital a través de blockchain, no dudes en darles a conocer Brickken y tú también podrás beneficiarte gracias a nuestro programa de Socios.

Para más información, envíe un correo electrónico a hello@brickken.com. Visita también nuestros otros artículos: Tokenización para un mundo mejor y Tokenización es invertir en todo para todos. Si quieres saber más sobre nosotros, ¡descargate nuestro whitepaper!

Published On: agosto 9, 2021Categories: Blockchain, Brickken0 Comments

Posts Recientes

Comparte este artículo!

Programa Embajador de Brickken

El Programa de Embajadores de Brickken “Con la Web 2, estábamos formando comunidades en plataformas. Con la [...]

Leave A Comment